Miércoles, 29 de Mayo de 2019

Una oportunidad que los bonaerenses no podemos dejar pasar

Por: JAVIER TIZADO

Los economistas se han encargado de estudiarlo: más de 70% de las personas que ganaron un premio millonario de lotería a los pocos meses está igual (o peor) que antes. Las ganancias inesperadas sin buena administración pueden convertirse en una trampa para el crecimiento.

 

Vaca Muerta no es el premio de una lotería. Es una oportunidad para el desarrollo argentino.

 

Sin embargo, tenemos que aprender de la experiencia internacional, planificar el desarrollo y hacer un enorme esfuerzo de coordinación para que el cuarto reservorio de shale oil y el segundo de shale gas a nivel mundial se conviertan en el motor del crecimiento argentino de las próximas décadas.

 

En los ‘70, Venezuela sí ganó la lotería. La disparada del precio internacional del crudo hizo que el país con las mayores reservas de petróleo del planeta recibiera inversiones y comenzara a exportar su riqueza. El boom se repitió entre 2004 y 2014, el país recibió la impresionante cifra de U$S 775.959 millones por ingresos petroleros. Venezuela no supo transformar esa riqueza en desarrollo: hoy padece el mayor éxodo de su Historia, con más de tres millones de habitantes que debieron abandonar su patria en medio de la inflación más alta del mundo, escasez de bienes básicos, falta de trabajo y un escenario de virtual guerra civil. Y sin energía. ¿Fue el petróleo el culpable? No, sin dudas fueron malas políticas para transformar el recurso en desarrollo.

 

En la Argentina estamos trabajando juntos los gobiernos, las empresas y los sindicatos para que la energía de Vaca Muerta multiplique el trabajo y transforme al país. La provincia de Buenos Aires tiene un rol fundamental: el puerto de Bahía Blanca se está convirtiendo en la ventana para la exportación energética y las pymes de nuestra provincia ya son eslabones esenciales de la cadena productiva de Vaca Muerta.

 

Las pymes necesitan calidad técnica y financiamiento. En los últimos meses, invitamos a las pymes a capacitarse para poder desarrollar todo su potencial frente a la oportunidad que significa Vaca Muerta. Hicimos encuentros en Bahía Blanca, Mar del Plata y Vicente López, en los que participaron más de 1.000 pymes bonaerenses que se preparan para ese megaproyecto. Pensamos en un programa de desarrollo de proveedores integral; trabajamos con el INTI en programas de asistencia y con IRAM en facilidades para acceder a las certificaciones requeridas para ser proveedoras, estamos preparando una misión comercial a Neuquén y avanzamos en líneas de desarrollo técnico, financieras y de articulación público-privada.

 

A la vez, celebramos convenios de cooperación con el Banco Nación y el Banco Ciudad, con el Banco Provincia y el BICE para que accedan al financiamiento que necesitan. Con el CFI se aprobó una línea simplificada de créditos para financiar proyectos de inversión de pymes proveedoras de esta cadena de valor.

 

El desarrollo solo será posible si conquistamos nuevos mercados para esa energía. Estamos obligados a ser eficientes, nuestra energía debe ser competitiva en el mercado mundial para recibir las inversiones y abastecer mejor nuestra propia producción.

 

La cadena de valor ya es una realidad. En Olavarría, muchas empresas metalmecánicas están produciendo para Vaca Muerta. En Mar del Plata, QM Equiment es una pyme pionera en el diseño y desarrollo de equipos complejos de asistencia a pozo para extracción de petróleo que ya vende a Añelo. Vaca Muerta es además un gran aprendizaje. Ingenieros, geólogos, técnicos e investigadores están desarrollando nuevas herramientas con sello argentino. Es un proyecto nacional, en el cual la provincia de Buenos Aires tiene un rol fundamental. La gobernadora Vidal nos exige todos los días acompañar y ayudar a los argentinos que impulsan el desarrollo, para crear juntos nuevas oportunidades de trabajo. Este es un año muy importante, donde los argentinos vamos a reafirmar el cambio. Vaca Muerta no es un premio, es uno de los pilares que debimos construir en estos años para sustentar el desarrollo de las próximas décadas. Juntos lo estamos haciendo.

 

JAVIER TIZADO   Ministro de Producción bonaerense

#1518