Comienza a funcionar el servicio de lanchas de San Isidro a Puerto Madero

El jueves 14 de marzo, a las 7:40, partirá el primer viaje desde el flamante muelle público que construyó el Municipio en Roque S. Peña y el Río de la Plata.

Martes, 12 de Marzo de 2019 - 09:28 hs

El jueves 14 de marzo comenzará a funcionar el servicio de lanchas de San Isidro a Puerto Madero. El primer viaje partirá a las 7:40 desde el flamante muelle público que construyó el Municipio de San Isidro en Roque Sáenz Peña y el Río de la Plata, en el bajo sanisidrense. (Ver Días y Horarios).

 

El servicio de lanchas lo brindará la compañía de navegación Sturla Viajes; que ya realiza viajes similares desde Olivos, Nordelta, San Fernando (Marina Punta Chica) y la estación Fluvial de Tigre. La lancha de dimensiones importantes está equipada con butacas cómodas, Wi-Fi, aire acondicionado y baños.

 

Días y horarios:

 

Lunes a viernes

 

Partida de San Isidro: 7:40

Partida de Puerto Madero: 18:30

 

Sábado, domingo y feriados:

 

Hay paseos turísticos por la costa de San Isidro a partir las 13:30. Cada hora según la demanda.

 

Para adquirir los pasajes y obtener información sobre tarifas y detalles del viaje ingresar a: https://www.proa-urbana.com.ar

Image and video hosting by TinyPic

 

Muelle público

 

El muelle tiene un dispositivo para discapacitados, que es una oruga donde se calza la silla de ruedas para bajar por la esclarea y subir a la lancha. Todo el acceso está previsto para personas con discapacidad motriz.

 

Forman parte de la obra el puente peatonal y la plataforma para llegar al muelle que, por escaleras, conecta con los pontones flotantes para acceder a la lancha.

 

Los trabajos incluyeron un estacionamiento con capacidad para 54 vehículos al aire libre; además de iluminación y forestación con especies autóctonas.

 

Meses atrás el Municipio renovó el acceso al río por Roque Sáenz Peña, una obra que incluyó nuevo asfalto, boulevard central, sumideros, dársenas de estacionamiento, iluminación y forestación.

 

Estacionar el automóvil sobre Roque S. Peña, cruzar un puente peatonal para acceder al muelle flotante y subirse a la lancha ya es una alternativa para ir a trabajar y evitar los embotellamientos de Panamericana.

#2015